GUIA PROFETICA 2019  

Año de la Primavera



 1. Tiempo de Vestiduras Nuevas.

Así como aquel padre mandó a cambiar las vestiduras sobre su hijo que un día lo vió perdido pero ahora lo tiene de regreso en sus brazos listo para someterse a la autoridad del Padre, listo para servir y vivir dependiente. Así viene un cambio de vestiduras sobre mis hijos, dice El Señor, Dios Todopoderoso.

Vestiduras de Autoridad como consecuencia de una búsqueda profunda de santidad y comunión.
Vestiduras de Honra:  Que traen afirmación y confirmación. Los míos resplandecerán con mi Gloria y la portarán como vestidos de honra.
Vestiduras de Identidad: Seguro estarás que eres ciudad de Dios, Pueblo escogido en medio del cual, el Santo y Soberano ha puesto Su Presencia.

 Lucas 15:22 , Genesis 41:41-42, Éxodo 28:39-40 NVI
 


2. Tiempo de Ver Su Gloria.


Tiempos de revelación. Todo lo que se te había dicho y habías escuchado, ahora tus ojos lo verán.

Mi Gloria se moverá sobre ustedes como en el monte Sinaí se posó. Y  así como a Moisés en el monte, Mi Gloria será revelada sobre ti. Alza tus ojos y vé pues, mira lo que en este tiempo traigo.

Pues con hechos Poderosos y cumplimientos de promesas y palabras de profecía, Yo tu Dios te visitaré.  Y con manifestaciones milagrosas y poderosas derramaré una Gloria tan grande que serán conocidos por muchos por las maravillas que en medio de ti Yo haré. Causando en algunos miedo y espanto pero en los míos pasión y fuerza.

Espera ver:
Un derramamiento mayor de Mi Espíritu
Manifestaciones de mi Poder
Un Espíritu de Poder sobre ti
Expresiones del amor del Padre derramadas sobre Su Pueblo.

Isaías 60:1-4, Salmos 48:8

 
3. Tiempos de Expansión.

Tiempo de proclamación es este, serán testigos de tantas cosas asombrosas que no podrán callar. Y todo silencio y temor de hablar será quebrantado al ver y experimentar lo que Dios en este tiempo traerá. Y una vez más entre sus discípulos se escuchará: No podemos callar lo que hemos visto ni oído.

Tiempo de levantarse y edificar, tiempo de plantar y dar. Tiempo de manifestar El Reino.

Tiempo de crecimiento y fruto. Tiempo de mi favor. Llegado es el día de salvación. Tira pues las redes y voga mar adentro. Recoge esa pezca milagrosa para Gloria de mi Nombre dice El Señor tu Dios.

Isaías 54:2-4, Hechos 4:29-31


 
4. Tiempo de Protección Angélica.


No teman Pueblo mío, no teman siervos míos, no teman hijos míos, no teman amados míos.
Pues mi favor les ha acontecido puesto que han decidido ponerme como su refugio y han decidido habitar en mí, no te sucederá ningún mal ni plaga tocará tu morada.

Tiempo de cuidado sobre tí y los tuyos te acontecerán, pues Yo he dado órdenes a mis ángeles acerca de ustedes para que sean guardados en todos tus caminos.
Verán como mi favor va delante de ustedes como “una favorable coincidencia”,  más tú sabrás que Soy Yo quien va delante de ti, abriendo puertas, limpiando el camino y trayendo provisión.

Salmos 91:9-12, Hechos 12:11


 
5. Tiempo de Victorias.

Es tiempo de salir a la batalla y conquistar, liberar, arrebatar de manos del enemigo y tomar posesión de lo que te pertenece.
No temas sobre ataques pues te he dado autoridad para que pisotees toda obra del maligno y obtengas la victoria en Mi Nombre.

Porque en mí has puesto tu amor y has hecho de mí tu deleite, entonces yo te libraré y te exaltaré porque me has conocido en intimidad.
Cuando me invoques, responderé y cuando en angustia o problemas clames yo te rescataré y te honraré. Te saciaré de larga vida y siempre verás mi salvación.

Salmos 91:13-16, Jeremías 33:3



6. Tiempo de Poda, tiempo de Limpieza.

He dado la orden a los cielos para que desde lo alto destilen y derramen lluvias. Pues estas lluvias preparan la tierra para las nuevas  cosas que traigo y que voy a hacer brotar entre ustedes.

Lluvias torrenciales que van a lavar, arrancar, limpiar todo aquello que se opone a mi voluntad y así dar lugar a todo lo nuevo que traigo, a un renacer, a una renovación.

Y todos aquellos que lo reciban con fé y esperanza, aún cuando parezca que han pasado por pérdida, serán renovados y al olor de mis lluvias y vinos nuevos reverdecerán. Se levantarán en nuevas fuerzas y como las águilas se renovarán y alzarán vuelo hacia nuevas alturas.

Tiempos de restauración, tiempo de volver a tener, tiempo de hacer todo nuevo. De recuperar hasta el tiempo perdido. En tu vida, en tu familia en tu matrimonio, en tus hijos.

Nuevas oportunidades,nuevos tiempos, nuevas experiencias, nuevas bendiciones.

Joel 2:23 NTV, Job 14:7-9, Isaías 40:31, Joel 2:25


  
7. Tiempo Oportuno.

Ha llegado pues el tiempo favorable, el tiempo de ver y palpar

El tiempo donde mis oídos están inclinados a mi pueblo y atenderé sus pedidos y súplicas. Y en el día de auxilio daré salvación.

El tiempo donde mi favor y gracia te traen oportunidades. El viento de mi gracia sopla a favor tuyo. El tiempo oportuno te ha acontecido, por lo cual lánzate, arriésgate, impúlsate pues, a lo que te he hablado y prometido. Es hora de ver y palpar.

Haré pues que mi casa sea llena de Mi Gloria y sobre mi pueblo será mi bendición.
Yo traigo tiempos de riquezas y bendiciones.

Muchos se acercarán a ti y te pedirán: déjame bendecirte, al escuchar y ver las maravillas que por medio de ti haré. Y tú sabrás que soy Yo quién te bendice porque mía es la plata y mío es el oro. Y haré de tu casa una casa de bendición y estableceré contigo mi paz.

Pues desde hoy en adelante, desde el momento en que dispongas tu corazón a creer en mi palabra y a ponerla por obra y busques mi Presencia de todo corazón yo daré la orden de bendición y serás conocido como casa de Gloria, casa de Paz y casa de Bendición .

2 Corintios 6:2, Isaías 49:8-11, Hageo 2:6-9


 
8. Tiempo de Canción.

Ahora proclamen desde el monte alto, portadores de buenas nuevas. Levanten la voz con fuerza y no teman. Pues su lucha ha terminado y ha llegado el tiempo de la restitución.

El tiempo de la canción y la celebración ha venido. El tiempo de amores ya comenzó. Porque los desiertos florecerán y los caminos secos en ríos se volverán.

Tiempo de amor y alabanza y canciones se escucharán entre los míos. Pues mi Pueblo se regocijará en mi y yo en ellos.

Cantares 2:10, Jeremías 32:38-41, Sofonías 3:14-17

 

Leonardo & Lilly Canel.
Apóstol y Profeta del Señor.

Compartir: